La arena de Tallow Beach y Tea Tree Lake es blanca, fina y elegante. Y suena a hueco cuando la pisas. Como un crujido inofensivo de la tierra que va encadenándose mientras caminas por esta playa infinita, que ensambla el Parque Nacional de Arakwal con el Pacífico.

A solo unos 100 metros de la orilla, se detiene Tallow Creek, creando una balsa impasible y templada. Sin oleaje, sin tiburones, sin viento. Lo llaman Tea Tree Lake porque los Árboles del Té que rodean el lago drenan su beneficioso aceite en las aguas y las tiñen de un color rooibos rojizo. Una calmada taza de té haciendo frente a un océano enloquecido.

Mi nuevo compañero de piso, Colin Heaney, conoce desde hace muchos años este lugar y viene a menudo. Hacía años que no hacía fotos por aquí, hasta hoy. Me alegro mucho de haberle inspirado yo en esta ocasión.

It’s so hot today ..

Yes… Let’s go to have a swim to the lake. It’s near.

 I’ll be ready in a minute. I only need my bikini and my camera.

Ok, I’ll take the frisbee.