Es my difícil hacerlo solas. Hay mucha fuerza en cada una de nosotras, pero juntas somos eternas. Sonreímos más grande, volamos más lejos, soñamos más profundo y avanzamos más rápido.  El apoyo entre mujeres es resistente y acolchado al mismo tiempo, pero hay que amamantarlo entre todas, para que crezca y no lo picoteen los cuervos.

Por eso, a menudo me repito: No dejes de compartir momentos con tus amigas, aunque lleguen las arrugas. Pregunta, ofrece, saluda. Conecta con otras mujeres de tu entorno y crea algo nuevo con ellas. Cuéntales lo que te ha roto durante el camino y lo que has aprendido. Lo que se te da mejor y lo que quieres aprender. Llora ríos, ríe alto y canta aunque salgan gallos. Comparte una comida, una copa de vino, una taza de cafe, un vestido o un secreto. Sé tú misma, desnúdate y baila. Las mujeres somos catalizadores de amor, ¿ y si le sumamos nuestra libertad?.

Las mujeres que veis en las fotos se reunieron al amanecer del 14 de Febrero de 2017 en la playa principal de Byron Bay. Qué buen día para quererse, ¿no?. Se juntaron durante un par de horas para bailar sobre la arena y bañarse en el océano. Todas del rojo intenso que sangran cada ciclo. No puede evitar hacerles unas fotos, estaban muy guapas. Un San Valentín alternativo en Australia, un V-day que ayuda al empoderamiento femenino.